domingo, 28 de septiembre de 2014

Mucho de Mí y mi Nueva Cartera-billetera

Llegados a este punto del blog, para nadie debe ser un secreto que no soy patronista, ni modista, ni he estudiado corte y confección. 
Adquirí los conocimientos de costura  viendo y ayudando a mi madreMi madre cosía en casa para otros, siempre lo ha hecho; uno de mis primeros recuerdos relacionados con la confección es verme sentada en una silla bajita, en el pasillo de casa, cosiendo botones a unos pantalones de deporte que mi madre había cosido previamente a máquina, yo debía tener seis o siete años.

Con el tiempo me enseñó a coser a maquina, una maquina de pedal, la misma a la que mi padre, algunos años después, incorporó el motor de una lavadora y convirtió en una máquina automática. Mi padre era todo un inventor autodidacta, un MacGyver de andar por casa, sin estudios pero con una gran inteligencia e imaginación práctica que conseguía realizar aquello que se propusiera. Lástima no haber podido disfrutar más de él y de sus conocimientos.

Conforme fui creciendo tuve tareas más complejas, coser forros de faldas, de chandals, hacer coleteros... y lo mas difícil que recuerdo: cremalleras con vistas para monos de trabajo.

Cuando mi madre no estaba cosiendo para otros confeccionaba ropa para nosotras y ahí comenzó mi contacto con las revistas de patrones
Recuerdo ir a la papelería, mirar unos cuantos Burda ante la mirada malhumorada de la dependienta, llegar a casa y volver a hojear hasta dar con el modelito concreto. Extender los patrones, buscar los colores... colocar el papel manila y dibujar.... Con ella saqué patrones, pasé hilos e hilvané... incluso intenté coserme una prenda que nunca terminé, pero toda esa experiencia se quedó ahí, en mi memoria, agazapada para surgir lentamente cuando Nochecita decidió que era hora de comenzar una nueva etapa.

Admiro a quien tiene los estudios para desenvolverse donde mi intuición y mis ideas no llegan. Trato de compensar mi falta de formación leyendo e informándome, buscando mucho en internet, y, como todos,  cosiendo y descosiendo para tratar de hacerlo cada día un poquito mejor que el anterior. 

Me gusta sacar mis propios patrones para mis bolsos y complementos y uno de los artículos que mas me ha servido para desarrollar otras capacidades ha sido la billetera

Llegó un momento en que los bolsos pedían un complemento, y me busqué un tutorial facilito, así salió de taller la primera. Confeccionada en un estampado de la coleccion The Winter Colors  tuvo tanto éxito que, a la primera, le siguieron bastantes mas. Consta de seis apartados para tarjetas, dos para documentación o billetes y un bolsillo con cremallera para monedas.








En un intento de conseguir mas capacidad  diseñé este formato, el multi-tarjeta. Con gran aceptación pero un gran inconveniente... lleva tantas capas de tela que mi máquina de coser no puede rematar bien la costura final.




Y así, dándole vueltas a raiz de un encargo, se me ocurrió un nuevo diseño. Me pedían que el bolsillo con cremallera tuviera más capacidad y fuera de alguna manera independiente y un mayor espacio para tarjetas. Y con mi patrón inicial en la mano fui añadiendo apartados.


  

El resultado final es una Cartera-billetera con tres secciones, dos de ellas contienen los apartados para tarjetas y documentación y la tercera es un gran bolsillo con cremallera que adquiere gran capacidad al encontrarse unido a la cartera solo por su parte inferior.



Según estaba diseñando comprendí que tres secciones serían bastante incómodas de manejar con la billetera abierta y lo solucioné con un clic magnético entre el bolsillo y la parte superior de uno de los apartados de tarjetas. Así cuando se abre la billetera, este es su aspecto, seis aparatos para tarjetas, dos para documentacion y el gran bolsillo con cremallera.Y si se suelta el clic interior tenemos las tres secciones a la vista.




























Cerrada no ocupa mucho espacio, Y semi-abierta tiene este bonito aspecto que conseguí realzar con la fornitura que va alrededor del cierre.

















Esta Nueva Cartera-Billetera va en mi bolso y causa admiración gracias a su maravilloso estampado que consigue no  pasar desapercibido

En mi mesa de trabajo esperan, ya cortadas, dos billeteras sencillas y otras dos con el nuevo diseño. ¿Tu cual prefieres?



Beatriz Gomez
Nochecita